...

Cáncer en Perros | Cáncer en gatos

Radioterapia

 

Es un tratamiento loco-regional que genera sus efectos terapéuticos beneficiosos en la zona tratada, preservando los tejidos normales y optimizando la calidad de vida del paciente.

El tratamiento de oncología radiante veterinaria se realiza de forma ambulatoria, es un tratamiento no invasivo, de sesiones cortas y con muy baja tasa de efectos adversos.

Consiste en utilizar radiación para destruir las células cancerígenas, bloqueando su capacidad de multiplicarse. El propósito de la irradiación es destruir las células cancerígenas mientras se preserva, tanto como sea posible, el tejido sano y los órganos circundantes.

Durante el tratamiento de oncología radiante superficial, los rayos X son emitidos como un haz por una máquina ubicada cerca del paciente; pasando a través de la piel para llegar al tumor. En medicina humana, más de la mitad de los pacientes con cáncer son tratados con radioterapia en algún momento.

Tratamiento de vanguardia

el objetivo es lograr el mejor control tumoral, disminuyendo y eliminando sus efectos negativos, tales como el dolor, mientras se preservan los tejidos sanos y se optimiza la calidad de vida del paciente.

No invasivo, el paciente no siente dolor

tratamiento por fuera del paciente. Se maneja con una sedación breve y el paciente se retira a su domicilio despierto a los pocos minutos.

Sesiones cortas

se transmiten pequeñas dosis de radiación en sesiones de 15 a 30 minutos. Las dosis son localizadas, directo al tumor, reduciendo los efectos adversos.

Baja tasa de efectos adversos

al ser un tratamiento localizado y no invasivo, se reducen los efectos adversos.

¿En qué casos mi mascota puede ser tratada mediante la oncología radiante?

La oncología radiante es una opción de tratamiento en función del tipo de cáncer, su etapa de desarrollo y el estado general del animal.

Se busca ralentizar el desarrollo de un tumor, reducir su tamaño, tratar los síntomas (aliviar el dolor o consolidar lesiones, por ejemplo), reducir la probabilidad de recidiva y en algunos casos se logra destruir todas las células cancerosas.

El tratamiento de oncología radiante se puede utilizar como única terapia (radioterapia exclusiva) o, a menudo, en combinación con la cirugía o un tratamiento de quimioterapia:

Cuando se realiza después de la cirugía, se denomina radioterapia adyuvante o postoperatoria:

complementa la cirugía destruyendo las células cancerosas restantes, que no se pudieron extraer en la misma, para reducir el riesgo de recurrencia local (recidiva).

Cuando se realiza antes de la cirugía se denomina radioterapia neoadyuvante o preoperatoria:

tiene como objetivo reducir el tamaño del tumor, facilitar la operación y / o minimizar el riesgo de que el cáncer vuelva al mismo lugar.

Algunos medicamentos de quimioterapia se pueden administrar al mismo tiempo que la radioterapia porque hacen que las células cancerosas sean más sensibles a la radiación y, por lo tanto, aumentan su eficacia. En este caso, hablamos de quimioterapia radiosensibilizante.

¿En qué consiste el tratamiento
de oncología radiante?

El tratamiento de oncología radiante veterinaria puede tener entre 3 y 12 sesiones en función del tipo de cáncer y el protocolo elegido y planificado por el oncólogo radioterapeuta.Cada sesión dura entre 15 y 25 minutos y se pueden realizar hasta 3 por semana.

Casos tratables con Radioterapia

Tratamiento Adyuvante

En cicatrices de resecciones incompletas o márgenes en el límite de distintos grados histológicos: 

Radiación Paliativa en Neoplasias No Operables

Neoplasias menores a 3 cm de profundidad:

Tumor Venéreo Transmisible (TVT)

TVT resistentes a quimioterapia convencional.

Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.